Cómo ocupar mi vivienda con inquilino

Tenemos nuestro piso alquilado y de repente nos surge una situación en la que tenemos que buscarnos una vivienda para vivir, o nuestro hijo se quiere independizar pero no le llega para buscarse algo por su cuenta, evidentemente el inquilino de nuestro piso quiere seguir ahí….en fin, os hacéis una idea.

Lo primero que tenemos que hacer en estos casos es consultar el contrato de arrendamiento, si es posterior a 2013 no habrá problema (siempre que procedamos de manera legal), si es anterior a esa fecha es necesario que el mismo contrato prevea la posibilidad de ocupación del propietario para sí o para un familiar cercano (de primer grado) en los cinco años posteriores a la firma del acuerdo.

Vale, una vez aclarado lo anterior vamos a ver cuál es esa manera legal de proceder, lo primero que hay que decir es que tiene que haber transcurrido un año desde la firma del contrato. Si ha transcurrido el plazo anterior deberemos comunicar de forma fehaciente (por escrito y que quede constancia) al inquilino nuestra intención de ocupar nuestra vivienda para uso personal, de un familiar de primer grado, o de nuestro ex cónyuge en caso de separación o divorcio. La anterior comunicación hay que hacerla con dos meses de antelación a la fecha en la que necesitemos tomar posesión de la vivienda. Si hemos hecho esto correctamente el inquilino está obligado legalmente a desalojar la vivienda en esos dos meses.

No hace falta recordar que la ocupación de la vivienda por nosotros, nuestro familiar o ex cónyuge tiene que producirse en un plazo de tres meses a contar desde que el inquilino se ha marchado. Si en ese plazo la vivienda no se ha ocupado el inquilino tendrá derecho a ser restablecido en la situación anterior o a una indemnización, con derecho a reclamar daños y perjuicios en ambos casos. La única excepción a lo dicho sería que esa falta de ocupación fuera debida a alguna causa de fuerza mayor, lo cual habrá que probar.

En definitiva, cuando necesitemos ocupar nuestra vivienda para nosotros o para un familiar cercano tendremos que proceder correctamente y revisar nuestro contrato, en caso de duda puede consultar a nuestro Despacho de Abogados en Bilbao.